jueves, 18 de enero de 2018

Hay necesidad de imponer una clara política minera metalúrgica en el país

Transcurrida la gestión 2017 sin mayores novedades en lo que corresponde al impulso de nuevos emprendimientos mineros en el país, los ya conocidos están todavía en fase de experimentación técnica, caso del litio en el salar de Uyuni, considerado el más grande en materia minera, por inversión y por los resultados que se esperan una vez que se inicie el proceso de su industrialización.

Se supone que persiste un trabajo exploratorio en el yacimiento de Mallku Khota, que podría ser la revelación en nuevos yacimientos para explotación, Se informó sobre proyectos de prospección y exploración minera, en algunos distritos, pero los resultados no dieron satisfacciones. El mayor problema para el desarrollo de esas buenas intenciones necesita de fuertes inversiones, pues el mínimo porcentaje que tienen las gobernaciones para ese fin no cubre en absoluto los requerimientos de personal y materiales para establecer nuevos yacimientos.

De manera general, lo que deja como saldo el año recientemente concluido no tiene nada positivo en su registro de nuevas operaciones. El proyecto del Mutún tampoco comenzó a operar como se había previsto con la firma de un convenio de adjudicación a una empresa china que en el último trimestre del año debió reencaminar la actividad productiva del hierro, octubre era el mes clave, pero como siempre suceden algunas interferencias, se esperaba que hasta fin de año se cumpliera el inicio de actividades. Mientras tanto se informó que el Mutún cubría sus deudas con su propia producción.

En lo que corresponde a trabajos de producción regular, están los casos de la minería estatal, Huanuni que debe encarar un plan de diversificación de la explotación de otros minerales, mientras tanto limitando su producción hasta que el ingenio Lucianita pueda entrar en funcionamiento, con lo que se logrará una producción de 3 mil toneladas por día. Falta el dique de colas y por supuesto garantizar la provisión de agua para el primer ingenio que se construyó sin tomar en cuenta ese imprescindible elemento. En Colquiri que mantiene un ritmo regular de producción se vislumbra la implementación de un ingenio para refinación de zinc que es el mineral que en mayor cantidad produce el distrito paceño.

En cuanto a las fundiciones, la que sigue produciendo lingotes de estaño es la Metalúrgica de Vinto que tiene algunos planes para que el horno Ausmelt alcance el 100% de su producción, mientras tanto, queda en una nebulosa el anuncio que se hizo sobre la instalación de la fundición de zinc, en los predios de la ex ENAF, un tema que sigue siendo una esperanza para el distrito de Oruro.

El caso de Karachipampa, sigue con el elefante blanco que no camina, son varios intentos que se han hecho para poner en marcha esa fundición, pero tras cuatro años y muchas inversiones, todavía no funciona de manera regular postergando la fundición de plomo y plata, materia prima que no falta con la producción de la minera San Cristóbal.

A propósito de este distrito, sigue siendo el más importante en el sector minero mediano privado, generando buen nivel de utilidades, impuestos y de regalías, algo más que las otras empresas privadas que trabajan en Potosí, como San Vicente, San Bartolomé y Manquiri.

Mientras no se defina la funcionalidad técnica y operativa de la estatal minera, que dicho sea de paso, no necesita "refundarse" sino "reestructurarse", un asunto en el que los mineros asalariados justificaron su posición, rechazando el complejo proceso de refundar esa empresa que implica sobre todo el cambio de su razón social, con un proceso burocrático que sumaría más perjuicios que beneficios en el proceso de habilitar a la Comibol, como responsable de la política minera del país, pero con sentido de alto rendimiento productivo y eficiencia administrativa.



NUEVOS

CONTRATOS MINEROS

Así quedaron las cosas al final del año aunque con alguna perspectiva en función a los nuevos contratos que han sido gestionados por la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) para su aprobación en la Asamblea Legislativa.

A través de la promulgación de seis leyes, casi al final del año 2017, un total de 117 contratos administrativos fueron firmados entre los actores mineros y la AJAM, correspondiendo la distribución a 39 para La Paz, Sata Cruz 17, Cochabamba 18, para Oruro 17, mientras que en la regional de Potosí y Chuquisaca se contaron 16 y en la regional Tupiza-Tarija se aprobaron 10. Se aclaró que se trata de contratos administrativos mineros nuevos que no corresponden a las adecuaciones que se tramitaron en otra instancia para regularizar su vigencia.

Lo importante de estos nuevos contratos, es que los mismos están en áreas No protegidas, por lo tanto en terrenos libres. Los actores mineros tienen su autorización respectiva para desarrollar sus operaciones, correspondiendo 66 a la industria minera privada, 49 a las cooperativas mineras y sólo dos a la industria minera estatal.

En un periodo de tres años (2014-2017) se revirtieron a favor del Estado 673 concesiones mineras, porque las mismas eran improductivas, es decir que los favorecidos con autorizaciones no cumplieron con la función económica social de producir en las áreas concedidas. En adelante se realizará un estricto control, para verificar que los nuevos contratos mineros corresponden a emprendimientos de empresas e inversionistas mineros.

Bajo todas estas alternativas, las coincidencias son claras para reconocer que en materia minera, la gestión pasada no fue la mejor y que para encarar la nueva se necesitan cumplir ciertos elementos imprescindibles, desde reestructurar la Comibol, reglamentar la Ley 535, definir reglas de juego para atraer inversiones e impulsar los proyectos mineros metalúrgicos del país.

Video La situación de la Minera según un investigador de la Fundación Jubileo

Mina Corocoro presentó plan

La gerencia y el sindicato de trabajadores de la Empresa Minera Corocoro presentaron al Ministerio de Minería un proyecto integrado de fortalecimiento e infraestructura operativa de la empresa estatal, según informaron ayer ejecutivos.

El gerente de Corocoro, Marcelino Quispe, hizo la presentación del proyecto que busca aumentar la producción en la empresa, generando 315 toneladas métricas de sulfato de cobre pentahidratado al mes.

“La explicación, que tiene el respaldo de los trabajadores de Corocoro, señala que requiere una millonaria inversión que, según los cálculos hechos por economistas e ingenieros de la empresa Corocoro, podrán pagarse en unos años”, informó el Ministerio de Minería en un boletín institucional, sin precisar el monto de inversión.

El ministro de Minería, César Navarro, señaló que para hacer efectiva la propuesta se deben iniciar los procesos respectivos en busca de fuentes de financiamiento que puedan garantizar la iniciativa. Hoy la autoridad presentará la rendición de cuentas correspondiente a la pasada gestión.

El municipio de Corocoro fue uno de los territorios mineros más importantes de Bolivia durante mucho tiempo debido a sus yacimientos de cobre, recordó el Ministerio de Minería.

miércoles, 17 de enero de 2018

Otra cara de la medalla: Bajan las exploraciones

Sonrisas produce entre los mineros el actual precio del cobre que se transa por sobre los US$ 3 la libra. Sin embargo, también existe una señal de alerta si se revisa el número de concesiones entregadas durante 2017 para tareas de exploración y explotación de minerales en el país, ya que ambos indicadores mostraron un fuerte descenso.

Estos permisos, dicen en la industria, son un barómetro del desempeño futuro de la producción minera. En base a información del boletín oficial de minería, publicado por el Diario Oficial de manera electrónica, durante el año pasado los permisos de explotación totalizaron 2.756, equivalentes a una baja de 28,7% respecto de 2016, cerrando un cuarto ejercicio consecutivo de caídas en este ítem.

Estos permisos, explica Jorge Hermann, de Hermann Consultores, son más estables en el tiempo y están vinculados al ciclo minero. "Las concesiones de explotación tienden a moverse de forma similar al ciclo habitual de la minería y la etapa de declinación desde 2013 se dio por la menor demanda del metal por parte de China y países desarrollados junto con el aumento de costos de producción, entre otros aspectos", añade el especialista y autor del informe.

Las concesiones de explotación con las que cerró 2017 fueron las más bajas desde 2010 -ejercicio en el que sumaron solo 2.465 permisos- y el mayor descenso porcentual al menos desde 2005, año en que se inicia la serie del informe. En tanto, los permisos de exploración tampoco entregaron resultados halagüeños: durante el ejercicio pasado sumaron 13.998, correspondientes a una disminución de 23,9 % si se le compara con 2016. En el número de concesiones, es la menor cifra desde 2007.

Los bajos números con que cerró 2017 podrían revertirse durante el presente año. El mejor ánimo en la industria y un mayor convencimiento de que el precio del cobre se mantendrá en niveles promedio cercanos a los $us 3 la libra -e, incluso, otros analistas apuestan por que sea todavía superior- influirían en las cifras de concesiones en 2018.

martes, 16 de enero de 2018

Racha alcista para precio del cobre

El pasado lunes, el mayor productor de cobre de China, Jiangxi Copper, recibió la instrucción desde el Gobierno de frenar su producción al menos por una semana con el objetivo de reducir la contaminación. La noticia y el cese de las operaciones en la empresa asiática se hicieron sentir este miércoles en el mercado de los commodities -luego de los dos feriados- e impulsaron al cobre a un máximo no visto desde hace tres años y medio.

Así, con un alza de un 1,72 % en la Bolsa de Metales de Londres (LME), el metal rojo se transó en $us 3,23865 la libra al contado "grado A", contribuyendo a la racha alcista del mineral que ya acumula 12 días consecutivos y ha llevado a su promedio anual a los $us 2,79313.

La subida, según explicó a Emol, César Valencia, analista de Alpari Research & Analysis, se da en un escenario en que el cobre "en general viene subiendo por las mejores expectativas de crecimiento desde China. A inicios de año el propio Gobierno proyectaba para 2017 un crecimiento de 6,5 %, pero las cifras han sido mejor a lo esperado ya que en el primer y segundo trimestre de este año la economía creció un 6,9 % y en el tercer trimestre lo hizo en un 6,8 %".

Por lo tanto, "con esto se estimula la demanda de cobre por la producción industrial interna del gigante asiático. Además, se agrega una contracción en la oferta en el último tiempo debido a la caída de las existencias de cobre, las que han caído un 4,4 % a un mínimo de casi nueve meses". Lo anterior, alentado por huelgas en China, Perú y las negociaciones colectivas en Chile y, ahora, el freno de la producción en Jiangxi Copper.

Para Chile, el aumento en el precio del commodity, su principal exportación, son buenas noticias. De hecho, Nicolás Garrido, profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad Diego Portales, recalcó que con el alza "suben los ingresos para el país, mejoran las -estrechas- arcas fiscales y eso abre una nueva posibilidad de una posición fiscal más tranquila para el Gobierno y para el presupuesto de 2018".

Se acuerdo a información de la Dirección de Presupuestos, "en los 10 primeros meses de este año, respecto a igual periodo del año pasado, la tributación de la minería privada se ha incrementado en 5.000%" por el alza del metal rojo, algo que debería continuar en aumento debido al creciente aumento en su valor.

Presidente de Comibol Huanuni y Colquiri registraron utilidades

El presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), José Pimentel, informó ayer que las utilidades de las empresas mineras estatales, Colquiri y Huanuni, superaron 20 millones de dólares, cada una, en 2017.

“Tenemos una utilidad en Colquiri de más de 20 millones de dólares, al igual que en Huanuni”, destacó Pimentel, al asegurar que ese escenario evidencia que el 2017 fue un “muy buen año” para la minería estatal. El dato fue confirmado por EL DIARIO con el gerente de la Empresa Minera Colquiri, David Moreira.

Moreira no quiso referirse a la demanda interpuesta por la empresa Glencore por una millonaria indemnización. Glencore administraba Colquiri antes de su nacionalización en 2012.

CORO CORO

Según el Presidente de la Comibol, la empresa minera Coro Coro también mostró el año pasado un buen dinamismo al generar 600.000 dólares de utilidades.

“La propia Comibol ha logrado tener una utilidad de 5 millones de dólares”, agregó.

Afirmó que para este año se espera continuar con el buen dinamismo en la minería estatal, especialmente en la empresa Huanuni, que duplicará su producción con la puesta en marcha del ingenio en la zona de Lucianita, después de solucionar el problema con el dique de colas.

En sector estatal Alza de precios encuentra al país sin proyectos mineros

Los precios de los minerales a nivel mundial muestran una leve recuperación. Sin embargo, esta situación encuentra al país sin proyectos de envergadura en la minería estatal, de acuerdo con el experto del sector y ex alta autoridad de Estado, Jorge Espinoza.

El exministro del sector dio cuenta de la carencia de nuevos planes sectoriales en el sector público, lo que no va en consonancia con el repunte de varios minerales, entre ellos el estaño, plata y zinc, además del oro, donde Comibol sólo compra a través de la alicaída Empresa Boliviana del Oro, pero no produce el metal precioso.

Los principales metales y minerales que se cotizan en el mercado internacional son plata, plomo y cobre; están registrando leves alzas, aunque todavía es fluctuante, pero cuya situación alentó a las autoridades a indicar que se ingresó en un repunte de los precios en la presente gestión, y que ello repercutirá en los futuros ingresos del fisco y la redistribución de regalías entre municipios, productores y gobernaciones.

Espinoza dijo que efectivamente se observa un repunte de los precios en el mercado externo, lo que se debería a factores relacionados con la demanda que se registra a nivel mundial, pero en otros casos a conflictos de escala internacional.

VOLÚMENES

Recordó que el año pasado, los precios incidieron en mejores recaudaciones pero los volúmenes disminuyeron, por lo que se habría ingresado a un período de declinación productiva, debido a que no se registraron nuevos descubrimientos de yacimientos mineros.

Al respecto, el presidente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), José Pimentel, fue más cauto en opinar sobre el precio de los minerales, al indicar que se ingresó en “una tendencia con estabilidad”.

“Las variaciones no son tan grandes para decir un elevado precio”, apuntó Pimentel, a tiempo de señalar que el buen momento por el que pasan los precios de los minerales se debe aprovechar con mayor eficiencia, garantizando una producción económica rentable.

Destacó la fundición e industrialización de los minerales, para que el país supere su condición de monoproductor de materias primas. Pues, lo que tiene que hacer es ofertar al mercado internacional productos de consumo con valor agregado.

SIN PROYECTOS

En ese escenario, Espinoza lamentó que en el país no haya desarrollado nuevos proyectos, por ejemplo, de nuevas operaciones de mediana escala. Además, señaló que los descubrimientos que se hicieron en el pasado fueron obra de la inversión privada.

A modo de ejemplo, expuso que la mina de San Cristóbal, en el sur del país, es uno de los procesos mineros de envergadura que tiene el país, como efecto de la inversión privada, cuyos resultados contribuyeron al sector minero en la pasada gestión, para que las exportaciones no bajen. San Cristóbal declaró $us 567 millones de valor económico generado en 2016 y 508.4 millones en 2015.

Según Pimentel, San Cristóbal demoró nueve años para desarrollar el proyecto de explotación de concentrados de zinc y plomo - plata. Anunció que Comibol realiza proyectos de alta sostenibilidad en el sector minero, y para ello es necesaria su incursión en planes de prospección y exploración.

“Esperamos que el sector privado haga también sus exploraciones; estamos en una economía plural”, apuntó.

INVERSIÓN PRIVADA

Espinoza fue claro al indicar que los nuevos descubrimientos en la minería se pueden realizar con inversión privada, como se hizo en el pasado.

Sin embargo, observó dificultades en los procedimientos que establecen las normas para nuevas concesiones, pese a que se tiene el ejemplo de la Minera San Cristóbal de que son positivas

Considera que en los trámites de las concesiones, sin embargo, se desincentiva la inversión privada.

Como dato ilustrativo se estimó que la inversión que se hizo en San Cristóbal para desarrollar sus operaciones, fueron de $us 1.800 millones, según lo consignó la propia transnacional, que una de las más grandes de la década en el país.

“Los cálculos que se manejan en el sector minero para descubrir y poner en funcionamiento un yacimiento van desde 50 a 800 millones de dólares”, precisó el experto.